RETRO-SERIES: LOST

RETRO-SERIES: LOST

















Atención el siguiente artículo contiene Spoilers.


Perdidos es la historia de un variopinto grupo de supervivientes de un accidente de aviación en una isla del Pacífico aparentemente desierta, una isla en la que suceden cosas muy extrañas. Luchando por la supervivencia, casi medio centenar de personas mostrarán lo mejor y lo peor de sí mismas.





La serie Perdidos, de la que poca gente no habrá oído hablar, fue desde su estreno en 2005 todo un fenómeno de masas, quizás se trate de la que mayor atención ha sido capaz de captar hasta el momento, además de ser la principal impulsora de la actual moda de este tipo de productos. El culpable no es otro que el conocido productor y director de cine, J. J. Abrams, creador de Perdidos entre otras populares series, unos lo podrán culpar de ser vendedor de humo, pero de los que no hay duda es de la enorme calidad de la que presumen las producciones bajo su sello, al menos en lo visual, eso le ha llevado a ser uno de los grandes nombres de Hollywood, hasta el punto de ser el elegido por Disney para recoger la batuta de George Lucas en la dirección de la continuación de la saga Star Wars.


 Entrando ya en las cuestiones argumentales de la serie, esta presenta a través de sus seis temporadas una rica variedad de historias relacionadas entre sí y que abarcan en conjunto multitud de géneros. Desde la aventura y la acción predominante en sus principios, pasando por los misterios, la intriga o la religión según avanza la serie, hasta llegar incluso a la ciencia ficción y la metafísica en las últimas temporadas. Todo esto que en un principio está pensando para atraer a un sector de público bastante amplio, a la larga podría ir dejándose espectadores por el camino según las distintas tramas se iban volviendo más complejas y complicadas de seguir, el resultado es que los que fueran capaces de aguantar tal cantidad de tramas y de seguir las numerosas incógnitas que iban surgiendo se verían enganchados se forma irremediable.

Y llegados a este punto, con cientos de preguntas y misterios en el aire al final de la tercera temporada, la cadena ABC junto al resto de productores de la serie pactaron un final en tres temporadas más, con la clara intención de poder contar con la seguridad y el tiempo de sobra para poder despejar todas y cada una de las incógnitas que la trama había ido creando. Aquí vinieron los problemas, no solo no se contestaban preguntas si no que se creaban otras nuevas por el camino, hasta llegado el momento de que con la sexta temporada ya en plena emisión la serie seguía sin contestar prácticamente nada, pero la audiencia seguía confiando en quedarse con la boca abierta en un final que se prometía que ya estaba pensado desde que se concibió la serie en un principio. Finalmente los peores temores se confirmaron y pocas cosas se respondieron, haciendo dudar bastante de la credibilidad de ese desarrollo supuestamente tan bien planificado.

En conclusión y a pesar de todo, Perdidos es una serie apasionante, de una factura técnica impecable, un visionado casi obligatorio para todo aficionado a este formato de ficción, es capaz de hacer que no quites ojo de la pantalla durante horas, que veas temporadas enteras casi sin pausa y estés meses teorizando constantemente sobre su conclusión, siendo este su mayor encanto y disfrute, hasta que llega su final, claro está, dejando aquí  un regusto más bien amargo, debido a las respuestas prácticamente inexistentes. En  el lado positivo de la valoración, cuenta con la que por aquel entonces era una novedosa y efectiva técnica de narración intercalando flashback y posteriores flashforward entre escenas y haciendo girar los capítulos en torno a personajes concretos y distintos cada vez, esto hace que difícilmente puedas olvidar a cada uno de los protagonistas, por muy inconclusa que quedara su historia en ese final a medio gas.

Puntuación: 7 sobre 10


Share:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario altramucero!