Crítica

Las opiniones más controvertidas sobre lo mejor y peor del cine.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

El Hobbit: La desolación de Smaug por Zopo

El Hobbit: La desolación de Smaug por Zopo


Ya está en las pantallas de todo el mundo la segunda entrega de la trilogía de El Hobbit, dirigida nuevamente por Peter Jackson y basada en la obra del mismo nombre, escrita por  J.R.R. Tolkien. El Hobbit Bilbo Bolsón (Martin Freeman), el mago Gandalf (Ian McKellen) y su grupo de enanos proseguirán su camino repleto de peligrosas aventuras que les pondrán a prueba una vez más.


El film comienza justamente donde se quedo la anterior entrega, con el grupo protagonista huyendo de los orcos que quieren darles caza, teniendo además que despedirse de la ayuda de Gandalf, que paralelamente emprenderá la búsqueda en solitario del verdadero mal que bajo la sombra intenta impedir que cumplan su objetivo. Mientras tanto Bilbo y la comanda de enanos alcanzaran finalmente su objetivo, llegar a la montaña de Erebor, donde les espera el temido dragón Smaug.

En primer punto del que es inevitable hablar al analizar una película basada en una obra literaria, es por supuesto en sus similitudes con su versión en papel, si en la anterior entrega ya se pudieron observar notorias diferencias, esta vez se incrementan hasta casi encontrarnos tan solo con parecidos anecdóticos, que se limitan casi en exclusiva al desarrollo general, es decir, se basa en el libro para seguir el esquema de llegar del punto A al punto B, entre medias la mayor parte esta alterada, o directamente inventada, incluyendo escenarios y personajes. Algo que ya se sabía que sería inevitable que ocurriera, el libro es una ligera novela de aventuras de apenas trescientas páginas, que para la gran pantalla se van a usar tres entregas de larga duración cada una.

Y esto tiene que ser así, porque su director, el señor Peter Jackson está empeñado en cambiar el espíritu de la historia, buscando sustituir el espíritu aventurero, por una visión épica, con lo que consigue una película pretenciosa y confusa, con piezas que no consiguen encajar por completo. Obviamente esa búsqueda de diálogos profundos, personajes majestuosos y peligros que pueden acabar con el mundo entero, son algo necesario para hacerlo más atractivo para el gran público, al que viniendo de ver una titánica obra como El señor de los anillos, un pequeño cuento les podría saber a poco. Puede que sea cierto, y que de no ser así la recaudación en taquilla podría haberse visto gravemente afectada, pero desde luego que habría salido un producto más redondo en cuanto a calidad se refiere, pero como el que manda en estas superproducciones es el dinero, nos quedamos sin una adaptación de la obra original como tal.

Dejando de lado las comparaciones literarias, ya nos toca hablar de aspectos más positivos, y es que a pesar de todo, la película a pesar de sus más de dos horas y media de duración, es tremendamente entretenida, bastante más que su precursora, y con un pasaje final simplemente espectacular. Se consigue sobre todo gracias al potente poder visual que Jackson demuestra saber dar, una vez más a la Tierra Media, tanto por los paisajes naturales, como los efectos generados por ordenador que son impecables, mención aparte para Smaug, nunca un dragón ha lucido tan bien en pantalla.

En conclusión, una entrega que cinematográficamente hablando funciona como puro entretenimiento, aunque intente aspirar a más de lo que es, como adaptación en cambio, roza la mediocridad, y después de su abrupto final solo queda una duda al respecto, las dos entregas estrenadas prácticamente han cubierto todos los hechos del libro ¿Que es lo que se han guardado bajo la manga en la última parte de la que prácticamente no se sabe nada?

Puntuación:

7/10


2 comentarios:

  1. Dedícate al ganchillo que esto no es lo tuyo.

    ResponderEliminar
  2. Leo entristecido que valoras esta película con un 7 sobre 10, y no puedo más que reafirmar al anónimo que ha escrito lo del ganchillo.
    En primer lugar escribes, "[...] son algo necesario para hacerlo más atractivo para el gran público", ha estropeado la magia con la que gozaba El hobbit de J.R.R Tolkien en una burda obra saca cuartos, parece que si haces bien una película del mundo Tolkien y no es así.

    Me encanta también la parte de: "[...] efectos generados por ordenador que son impecables", no hay más que ver el oro fundido que luce de un real que asusta...

    Lo único que se puede sacar de aquí es que como pseudocinéfilo que eres no eres capaz de ver más que El señor de los Anillos, de la filmografía de Peter Jackson, cayendo en la desgracia de no hacer una crítica realista de esta película.

    Película entretenida desde luego, notable no.

    Andrés Gómez Ramos

    ResponderEliminar

¡Escribe tu comentario altramucero!