Estrenos

Los estrenos más esperados del año los comentamos aquí.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

TELEBASURA: MUJERES Y HOMBRES Y VICEVERSA

TELEBASURA: MUJERES Y HOMBRES Y VICEVERSA


Atención: Esta sección está cargada de odio, insultos injustificados y vocabulario mal sonante. Si decides leerlo es bajo tu absoluta responsabilidad.

Magnolia TV, de la mano de Tele5, la cadena por excelencia de la mugre y la caspa televisiva, nos trajo hace unos años el programa de telerealidad: Mujeres y hombres y viveversa, un programa de dating show, presentado como no por Emma García, una habitual en cualquier circo del grupo Mediaset.


La función del programa es muy simple. Unos candidatos (tronistas), se sientan en la zona central del plató, mientras un grupo de mujeres se pelean por ellos para conseguir una cita, o supongo que enamorarlos. A su vez ocurre el fenómeno opuesto, en otras entregas, son ellas las tronistas y los encargados de seducirlas son los hombres. A simple vista parece algo más o menos normal, pero nada más lejos de la realidad, ya que sin polémica no hay audiencia, y eso no es viable de ninguna de las maneras para estos carroñeros de la degradación humana.

Selecto plató.
 Cuando comienza todo, se mantiene una línea de normalidad aparentemente moderada, hasta que el gallinero se abre, y comienzan los gritos, los insultos y las miradas amenazantes. El festival de estereotipos se abre camino sin ningún tipo de complejos. Hombres musculosos, con los dientes de un color blanco nuclear, peinados considerados modernos, que más bien parecen salidos de Mad Max o de Curso de 1984, sin olvidar las barbitas metrosexuales que no le falta a casi ningún concursante. Todo sazonado con unas posturas inhumanas para asegurarse bien de que marcan sus bíceps trabajados en el gimnasio durante tantas horas, y por supuesto, y como no podía ser de otra forma, ese lenguaje tan varonil y machista que tanto nos recuerda a aquellas películas de trogloditas de principios del siglo XX.

Pelea de chonis durante el programa.

Por otra parte, ellas con sus melenas con extensiones, las 40.000 capas de maquillaje, y sus tetas operadas en ocasiones, también hacen gala de todo el intelecto que desborda el programa día tras día. Piques entre ellas de una forma exagerada para "enganchar" al guaperas de turno, lágrimas de cocodrilo cuando el guión lo requiere, y por supuesto un largo etcétera de lenguaje choni como "eggque eres una golfa", el uso fortuito del término "jambo y/o jamba" o la inmensidad de sinónimos de la palabra "puta" que se emplea con total soltura y naturalidad.

Las citas a su vez, no tienen desperdicio alguno. El chico queda con la chica en cuestión, y todo el vídeo comienza a tomar un tono con predominante magenta o cualquier otro color cálido para crear atmósfera romántica, acompañada por una música adecuada al momento, con los grandes hits de Alejandro Sanz o cualquiera que esté de moda en el panorama musical de los 40 Principales. Como salidos de un documental de la 2, el baile del apareamiento comienza, ya sea él o ella, comienzan haciéndose los duros. En ocasiones el hombre no lleva camiseta para mostrar una vez más su torso desnudo ante la mujer a impresionar, y para que toda España pueda ver que es el más malo del barrio. Hay veces que se tumban en camas, y entonces se sueltan todo tipo de piropos, aunque en ocasiones alguno de los dos se empeña en hacer saber al otro que está bastante cachondo, y que si no hubiera una cámara delante, no sabría lo que podría pasar.

La España profunda en su máximo apogeo.

Al finalizar cada vídeo los candidatos se miran entre ellos desafiantes, y comienza el duelo. Los insultos comienzan a lanzarse de un lado al otro del plató, con la intervención del público, por supuesto, que se saben mejor la vida de cada uno de ellos que la suya propia. Si en algún momento la situación se vuelve menos tensa, aparecía en su momento (no sé si seguirán) Pipi Estrada o Lucía Lapiedra (fichajes de lujo también, sí señor) para meter baza en la medida de lo posible, mientras la presentadora Emma García pedía calma, a la par que también pinchaba para seguir con la polémica. Un espectaculo dantesco al alcance de cualquiera, y en horario infantil sin ningún tipo de problema. [Por menos censuraron series como South Park o Kevin Spencer, trasladándolos a la madrugada].

El ágora del siglo XXI.

Del programa han salido personajes tan ilustres como Rafa Mora, ese adorable orangután, que se dedica a ir de discoteca en discoteca, y de plató en plató diciendo lo guapo y lo listo que es por tener un BMW aparcado en la puerta, sin olvidarse de sus constantes comentarios machistas, y esa extraña risa que me recuerda a una manada de babuinos copulando. Es posible que sea el próximo Premio Nobel, pero eso no importa, ya que teniendo un BMW en la puerta, lo demás resulta frívolo.

En definitiva, un programa que a día de hoy sigue emitiendose con unos índices de audiencia que asustan bastante, y que no hace más que fomentar la degradación cerebral y en consecuencia la muerte de la cordura.

2 comentarios:

  1. !Bien dicho! Yo no lo habría expresado mejor. Sólo añadir que es una puta mierda como un castillo de grande.

    ResponderEliminar

¡Escribe tu comentario altramucero!