Crítica

Las opiniones más controvertidas sobre lo mejor y peor del cine.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

Muestra Syfy 2016 - Día 4

Muestra Syfy 2016 - Día 4


Otro año más, La Muestra Syfy de cine fantástico y de terror llega a su fin, dejando a cientos de frikis tristes y contando los días para el siguiente festival.
Este año casi todas las películas venían con trasfondo, por lo que venir a ver películas con mucha mandanga para no pensar no ha sido el plan, hecho que me parece bien.
Comparando con el año pasado, ha sido bastante mejor, variedad en la temática (aliens, sectas, posesiones, demonios, caníbales, zombies…), mejor ritmo, más divertidas y, sobre todo, mucha mandanga. Eso sí, falta cine que se haya proyectado en Hawai, mucho Sitges y mucho Austin, pero la sala pide Hawai.
Lo que hemos echado de menos han sido cortometrajes, que no han proyectado ni uno, y a los equipos de las películas, sólo vinieron los españoles de Vulcania, todos majísimos.
Como todos los domingos, Leticia nos ha traído mandanga de comer. Cada año ha traído algo diferente, hasta ahora, que parece que van a ser Huesitos para siempre, ya que rima con su película. Al canto de “Veré Requisitos y comeré Huesitos” nos ha ido tirando las chocolatinas.


Para terminar, nuestra querida Leticia, ha consultado con los espectadores un nombre de fan. Si los fans de Junstin o One direction tienen uno, nosotros también. Después de varias propuestas y votaciones, la ganadora ha sido “mandanguers”. Así que ahora los espectadores de la Muestra Syfy somos mandanguers. Luego ha cogido su farol rojo y se ha ido a la cena con vino que ha preparado con sus compañeros de la mítica Al salir de clase.

Antes de presentarnos la última película, la presentadora ha llamado por teléfono a Raúl Arévalo para contarle que ha estado muy presente este año, pero no ha cogido el teléfono y le ha dejado un mensaje. ¿Contestará?


Demon, dirigida por Marcin Wrona (Polonia): Zaneta (Agnieszka Zulewska) y Piotr (Itay Tiran) se casan montando un bodorrio judío clásico. Durante la celebración Piotr ve un fantasma que le acaba poseyendo.

Esta película viene con anécdota macabra, pues unas semanas antes de que se estrenara en Sitges, el director, que había confirmado que iba a presentarla, apareció muerto ahorcado en la habitación de un hotel.

A diferencia de lo que estamos acostumbrados, se centra en la fiesta, la familia y cómo tapar que el novio está “indispuesto”. Los diálogos son muy divertidos e irónicos, destaco una conversación entre médico ateo y cura echándose las culpas mutuamente. El médico dice que lo que le pasa a Piotr es algo sobrenatural de lo que debe ocuparse el cura, y éste le dice que debe de ser una enfermedad y debe curarla el médico. La escena del coche inglés también es muy buena.

Parece que tiene dos lecturas, una racional con racismo, drogas y delincuencia, y otra sobrenatural con fantasmas, posesiones y reencarnaciones. Yo me quedo con la racional, que parece la más factible, aunque aparece una foto por ahí que nos ha despistado a todos.


Jeruzalem, dirigida por Doron y Yoav Paz (Israel): Las jóvenes norteamericanas Rachel (Yael Grobglas) y Sarah (Danielle Jadelyn) viajan a Israel a pasar unos días, donde conocen a un chico que les advierte de un pelibro bíblico. Según la biblia hay tres puertas del infierno, una de ellas está en Jerusalem y se ha abierto.

Todo está grabado a través de las google glass de Sarah, por lo que marea muchísimo, no deja la cabeza quieta ni dos segundos. Señores directores, este recurso ya está obsoleto, nunca vais a conseguir hacer algo mejor que Rec, dejadlo ya y grabad con trípode o steady como mínimo.

En cuanto a la historia, actores y diálogos todo bien, no hay nada que moleste especialmente. Me ha encantado una escena en la que se juntan un musulmán, una judía y un católico, y los tres rezan en su idioma, chulísima.


Absolutamente todo, dirigida por Terry Jones (Reino Unido-Estados Unidos): El comité de seres superiores intergalácticos estudian las diferentes especies racionales dominantes de cada planeta habitado que encuentran. Es el turno de la Tierra y, para ello, le conceden el poder absoluto al azar a Neil (Simon Pegg), si lo usa para el mal destruirán la Tierra y si lo utiliza para el bien habrá demostrado que es un ser racional y entrará en el comité.

Es una comedia con los personajes y humor absurdos que caracterizan al ex-miembro de los Monty Python. Es un tipo de comedia muy blanca, apta para todos los públicos, nada que ver con el resto de la Muestra no infantil.

El mejor personaje es Dennis, el perro doblado por Robin Williams, que se muestra más inteligente que la mitad de los humanos. Durante los créditos hay una pequeña pantalla en la que podemos ver las tomas de doblaje de Robin.


High rise, dirigida por Ben Wheatle (Reino Unido): El doctor Laing (Tom Hiddleston) se muda a un enorme edificio alejado del resto de civilización que tiene su propio sistema, con acceso a todas las necesidades que deben cubrirse. Pronto surgen roces que se van convirtiendo en peleas y derrumbando este orden utópico.

La adaptación de la novela homónima escrita por J. G. Ballard llevaba varios años intentando llevarse a cabo. De hecho, había un guión rodando por ahí, pero la guionista Amy Jump decidió hacerlo de cero sin leerlo siquiera.

La diferenciación entre clases se muestra muy bien a través del vestuario, los peinados y los escenarios (gimnasio, piscina, jardín, supermercado, casas, etc.), todo muy chulo.

Se habla de High rise como “Snowpiecer en vertical”, pero no se le acerca a la grandiosidad de esa película. No sé si es porque es la última película y llevamos ya mucha tralla o porque no está bien conseguida, pero muchos coincidimos en que no se llega a entender bien la situación si no has leído el libro. Después de leer el resumen y comentarios del libro que me ha pasado un compañero mandanguer se entiende bastante mejor. Parece que han querido meter tantos elementos del libro que no llega a estar claro nunca como el olor y otros, como el canibalismo, se han suprimido.


La organización del sitio nuevo ha estado bastante bien. No se han formado las colas de otros años, aunque hubiera más aforo, y el tiempo de espera entre película y película ha sido menor, no daba tiempo a ir a por provisiones. A cambio, a las bebidas, las palomitas y demás snacks propios del cine, añadieron bocadillos baratos en su bar.

El hecho de que haya más salas es bueno y malo a la vez. Me explico. Es bueno para la gente que compra entradas sueltas o que no necesita ver todas las películas nuevas y que probablemente no se estrenen en cines (recordemos que festival no es cine, es algo más) porque no está enferma como yo.

Como aún no tengo el don de la ubicuidad, no he podido ver en pantalla grande ni Dentro del laberinto, ni el episodio especial musical de Buffy Cazavampiros, en el que, por lo visto, Leticia lo dio todo y le puso más pasión de la habitual a su presentación (como debe ser al tratarse de Buffy), ni el documental Dark star: H. R. Ginger's world, que espero poder ver en el cine en otro momento. No poder ver las películas infantiles no me hace sentir mal como estas tres maravillas.


Leticia dándolo todo en la presentación de Buffy (fotografías de Syfy)

Lo peor del cine del Palacio de la prensa (además del volumen atronador en la mitad de películas) es que no tiene posavasos en los brazos de la butacas y tenemos que hacer malabarismos para no tirar la bebida.



Mi Top five de este año es: 1º La invitación, 2º Bone Tomahawk, 3º Infierno verde, 4º Absolutamente todo, 5º Generación Z. La que menos he disfrutado High rise.

El año pasado terminé la crónica con estas reivindicaciones: “Queridos señores organizadores de la Muestra Syfy, para la próxima edición queremos menos cine de autor, menos romanticismo, más cine de explotación, más humor negro, más vísceras, más monstruos y, sobre todo muchas lunas llenas.

Parece que las hayan leído porque las han cumplido todas (la luna llena han aparecido incluso en los spots de Syfy que se proyectan antes de cada película), así que este año no hay quejas. Lo hemos pasado muy bien y echaremos de menos a Leticia. Nos vemos el año que viene.

1 comentarios:

  1. Una vez más, estoy deacuerdo con Raquel, la última película se hizo muy pesada.
    Para la siguiente muestra me gustaría un final mejor.

    ResponderEliminar

¡Escribe tu comentario altramucero!