Podcast Expediente Altramuz - Episodio 1x18

Podcast Expediente Altramuz - Episodio 1x18

(Final de Temporada)


Último programa de la temporada, nos vamos de vacaciones pero antes os ofrecemos una última ración de nuestras secciones habituales.

La Hemeroteca del Zopo nos hablara de los reboots innecesarios que hemos sufrido o aún están por llegar.

DaviRecord nos pondrá deberes y nos recomendará varias películas de Ciencia Ficción para ver durante el verano.

Y para terminar, en Telebasura, escucharemos célebres citas que nos han dado nuestros políticos en Televisión.
Share:

Podcast Expediente Altramuz - Episodio 1x17

Podcast Expediente Altramuz - Episodio 1x17


Esta semana volvemos con las secciones habituales de Expediente Altramuz.

La Hemeroteca del Zopo nos trae los recuerdos de los finales más perturbadores de esas series de la infancia que nadie recuerda como terminaron.

DaviRecord llega con ganas de verbena, y por ello nos hablará de las curiosidades que tienen las fiestas locales de tu barrio.

Y para terminar, convertimos de forma excepcional la sección Telebasura en Radiobasura, para hacer un repaso por ese extraño fenómeno conocido como La Canción del Verano.
Share:

Películas Nocturna 2016

Películas Nocturna 2016


Ordenar las películas siempre es más fácil que los cortos, pero tampoco es algo que salga sin pensar y ha habido varias posiciones que me ha costado ajustar. Lo que más claro tenía era la primera y la última, las que les rondan están más o menos al mismo nivel. Al igual que los cortos, están ordenadas de la que más me ha gustado a la que menos (no necesariamente es de la mejor a la peor).

Summer camp
(Alberto Marini, Estados Unidos/España)


Cuatro jóvenes, tres americanos y un español (Maiara Walsh, Jocelin Donahue, Diego Boneta y Andrés Velencoso), se presentan para ser monitores de un campamento de verano en España. La noche antes de que lleguen los niños empiezan a sufrir los efectos de una enfermedad que causa violencia extrema. Deben encontrar el foco de infección e intentar sobrevivir.
Alberto Marini, conocido por ser el guionista de El maquinista o Mientras duermes, entre otras, debuta como director con esta películas de “zombies” muy particulares. El hecho de que la infección rábica aparezca y desaparezca, además de necesitar pocos actores y extras, permite crear situaciones muy diversas, algunas muy divertidas.
Es una de esas películas que entiende que el espectador no es tonto y no hay que darle todo mascado, juega con nosotros en la búsqueda del origen o nos tiene pendientes de para qué sirve el palo.
Lo único malo es lo de siempre, el uso excesivo de la cámara móvil, ya está obsoleto, no queremos marearnos en el cine.


Patchwork
(Tyler MacIntyre, Estados Unidos)


Jennifer (Tory Stolper), Ellie (Tracey Fairaway) y Madeleine (Maria Blasucci), tres desconocidas, se despiertan frankesteinizadas en un solo cuerpo tras una noche de fiesta en un bar. Tendrán que unir fuerzas y dejar de lado sus diferencias para descubrir al culpable y vengarse.
Tanto la premisa como la realización, intercalando escenas del “monstruo de Frankestein” y las tres chicas interactuando entre sí, son muy originales.
Se divide en capítulos cuyos títulos son el nombre de las chicas o del momento psicológico que están viviendo. Hacia la mitad de un giro de guión muy loco que va a más hasta el final de la película.
No es relevante, pero aparece James Phelps, actor que interpretó a uno de los gemelos hermanos de Ron Weasley.


I had a bloody good time at House Harker
(Clayton Cogswell, Estados Unidos)


Los verdaderos descendientes de Jonathan Harker, famoso por enfrentare al Conde Drácula, promocionan una obra de teatro haciendo creer a todos los vecinos del pueblo que hay un vampiro. Esta estrategia de marketing se acaba haciendo real y los habitantes quedan transformados en vampiros contra los que tienen que luchar.
Parte del equipo vino a presentar la película e hicieron la presentación más divertida de Nocturna 2016, incluso regalaron camisetas, que siempre está bien. De hecho, estuvieron toda la semana por allí y disfrutaron tanto o más que nosotros. Así da gusto.
La primera mitad de I had a bloody good time at House Harker es una comedia protagonizada por un grupo de fracasados, pero, cuando llega el vampiro en busca de la esencia se transforma en una película de serie B de estilo ochentero donde la sangre inunda el espacio. Es la más divertida de esta edición de Nocturna, no paras de reír de principio a fin.


The dead room
(Jason Stutter, Nueva Zelanda)


Un equipo de parapsicólogos, compuesto por dos científicos (Jed Brophy y Jeffrey Thomas) y una médium (Laura Petersen), monta su laboratorio portátil en una granja cuyos dueños afirman que está embrujada. Los escépticos científicos pronto se muestran entusiasmados con los resultados, mientras que la médium lo que siente es temor.
The dead room está inspirada en los fenómenos paranormales de una famosa granja de Nueva Zelanda en la que se dice que habita el espíritu de una chica a las 3:00 a.m. cada día. Será el más famoso, pero no he encontrado mucha información para contaros.
Aunque se trate de una investigación, no se utiliza la técnica del metraje encontrado, que ya está muy vista, está rodado al estilo tradicional, con trípodes para no marear. Los efectos especiales son sencillos y efectivos, sin espectacularidades visuales (una lámpara que se mueve, un agujero en la pared, algo que vuela, etc), centrándose en el sonido. El giro de guión que hace cuando la investigación ha terminado es maravilloso.
Es una película muy pequeña, pero mucho más potente que las que tienen grandes presupuestos.


Estirpe
(Adrián López, España)


Borja Crespo pretende llevar al cine un cómic de culto de 1969, con miles de seguidores por toda España, Estirpe. Parte del éxito de este cómic se debe al inesperado final y al hecho de que el autor sea anónimo, nunca pidió que se le reconociera su autoría. Para poder hacer la adaptación, la productora encarga a su abogada, María (Silvia Alonso) que encuentre a su desaparecido autor para conseguir los derechos.
Esta desternillante comedia consiguió financiación a través de Crowdfunding, un método que están utilizando muchos cineastas para poder llevar a cabo sus proyectos. Si tuvieran que depender de los métodos de financiación clásicos nos perderíamos muchas maravillas como esta.
La historia central, el proceso de búsqueda del autor del cómic, se entremezcla con los flashbacks de cómo éste consiguió publicarlo y escenas de la película, en un ejercicio de metacine.
En cuanto a las interpretaciones, sigo flipada con Silvia Alonso, es una de las actrices más verosímiles que tenemos en España, da igual el papel que interprete, todo lo hace de manera tan natural que no parece ni que actúe.
Aunque había un guión muy elaborado desde el principio, hay varias escenas en las que la improvisación es la clave, destaco la reacción de Vigalondo hablando de Estirpe y su director, eso sí que quedó natural y es difícil, porque no es un gran actor.


Keeper of darkness
(Nick Cheung, Hong Kong)


El exorcista Wing-Fai (Nick Cheung) se hace famoso gracias a un vídeo viral, llamando la atención de periodistas y delincuentes que le ayudarán en su nueva misión. Un malvado espíritu que busca venganza está matando a los mediums de la ciudad que no pueden ayudarle. Wing-Fai es el siguiente.
Empieza como una película de terror oriental clásica, pero pronto descubrimos que, en realidad, es una comedia repleta de buen humor.
Los efectos especiales son una parte muy importante del film. Gracias a la tecnología digital, hay fantasmas de todo tipo, desde el más amable al más monstruoso, que están esperando para poder pasar al otro mundo o reencarnarse y por diferentes razones no lo han conseguido aún. Wing-Fai les ve del mismo modo que a los vivos, incluso amenaza o negocio con ellos para echarlos de un lugar en el que no deberían estar en vez de hacer rituales mágicos.
Hasta el viernes era la mejor película de la edición, pero fin de semana vino cargado de joyas.


Embers
(Claire Carré, Polonia/Estados Unidos)


Años después de que apareciera una extraña enfermedad que hace perder la memoria se acabó convirtiendo en pandemia, afectando a todo el planeta.
Esta situación mundial se cuenta a través de diferentes historias pequeñas, algunas de ellas se mezclan cuando se cruzan los caminos de los personajes.
Al perder la memoria y poder recordar nada del día anterior, los personajes se han quedado anclados en el momento en el que se contagian, por lo que hay quien no aprende nunca a hablar, quien sigue pensando que es una niña y quiere jugar aunque tenga cerca de treinta, etc.
No se resuelve el conflicto central, aunque sí algunas de esas pequeñas historias. El final no parece un final, porque no hay una solución (ni se busca) al problema, como la vida real, y eso le da un encanto especial.
Es una de las películas más originales de este año. Nunca había visto una película parecida (no niego que exista), con este tipo de pandemia y la forma de afrontarla.


Camino
(Josh C. Waller, Estados Unidos)


Una fotógrafa de guerra (Zoë Bell) sigue a un grupo de misioneros dirigido por un español (Nacho Vigalondo) para documentar la labor que hacen en la jungla colombiana. Todo parece idílico hasta que la fotógrafa descubre el oscuro secreto del líder misionero, momento en el que deberá luchar por su vida.
Es el papel más largo e importante que Nacho Vigalondo ha interpretado y no lo hace tan mal como se dice. El personaje es un malo malísimo exagerado que no deja de mentir, así que no tiene por qué ser tan creíble en sus intervenciones. Zoë Bell está perfecta en su papel de víctima que intenta sobrevivir, es el guión el que no acaba de funcionar en la parte traumática de la fotógrafa.
La imagen está demasiado oscura la mayor parte de la película, por lo que nos perdemos mucho de lo que ocurre en pantalla. Pero, como siempre hay algo bueno, el hecho de que esté tan oscura ayuda a que no maree el movimiento constante de la cámara.
En conjunto funciona, pero le falta emoción en algunos momentos que se alargan demasiado. Como dijo Nacho, por lo menos se ha llevado un viaje a Hawai que no habría hecho de otra forma y no volverá a hacer.


The hollow point
(Gonzalo López-Gallego, Estados Unidos)


En una ciudad fronteriza, el nuevo sheriff (Patrick Wilson) investiga, junto al viejo (Ian McShane), una red de tráfico de balas que se produce entre Estados Unidos y México, adentrándose en una oleada de violencia.
Normalmente no voy a la inauguración ni a la clausura, porque son películas que se estrenarán y son más caras. Pero, esta vez, estaba invitada por BUZZ, el nuevo canal de cine de terror y colaborador de Nocturna 2016. Y me alegro, porque viendo cómo se tratan las películas de Gonzalo López-Gallego en España, no tengo muy claro que se vaya a estrenar.
The hollow point es otro intento de resucitar el western, mezclado con otros géneros, que están tomando fuerza en los últimos años como Cowboys & aliens, El renacido o la maravillosa Bone Tomahawk, también con Patrick Wilson.
En este caso, el western se mezcla con el thriller, género en el que López-Gallego se maneja perfectamente. Recrea muy bien la atmósfera de western clásico en el siglo XXI, el ritmo relajado de la película se rompe bruscamente en las escenas más violentas.
La película no está mal, pero me sigo quedando con El rey de la montaña o Apollo 18.


The lesson
(Ruth Platt, Reino Unido)


Dos delincuentes juveniles son secuestrados por un profesor (Robert Hands) que pretende enseñarles lo que no han sido capaces de valorar en sus clases.
The lesson es el primer largometraje escrito y dirigido por la televisiva actriz británica Ruth Platt. En general está bastante bien. Hay mucha filosofía y, siendo mi asignatura favorita del instituto, no puedo decir nada malo de ella.
Se repite un estilo marcado por planos que se alargan sin que haya nada interesante que ver, en contraste con las clases magistrales del profesor.
El final no me agrada, he llegado a adorar al profesor, no merecía acabar así. Hacen falta profesores como este en muchos lugares.


Scream week
(Martijn Heijne, Países Bajos)


Un grupo de amigos universitarios se va de vacaciones para pasarlo bien al acabar las clases. Las fiestas se ven ensombrecidas por el ataque de un enmascarado que parece buscar venganza por algo que ocurrió hace tiempo.
Es un slasher que no descubre nada nuevo, pero es divertido, hay muertes chulas y, sobre todo, muestra que las regatas son muy divertidas. No le pedimos más a este género.
El giro final no tiene ningún sentido y si lo tuviera no sería tan gracioso, ¿será para dejar la puerta abierta a una secuela?


The Offering
(Kevin Tong, Singapur)


La periodista Jamie (Elisabeth Rice) recibe un e-mail explicando que su hermana se ha suicidado. Viaja hasta allí para investigarlo y descubre que hay más muertes con las mismas características por la zona, todas ligadas a un curioso símbolo.
Es una película comercial con un argumento rebuscado que lo mezcla todo (un país exótico, fantasmas, demonios, sectas, hackers informáticos muertos, etc) y muchos efectos especiales, que entretiene, pero no sorprende ni cuenta nada nuevo.










Rendezvous
(Guillermo Julián y Román Santiago Pidre, España)


En un futuro más o menos cercano, la poderosa compañía Tiger Corp. está desarrollando un ambicioso proyecto con la intención de mejorar el mundo, pero la intención no es suficiente.
Es la primera película que hacían al salir de la universidad y se nota en calidad y medios, la imagen está desenfocada muchas veces, el sonido estaba sincronizado en una escena y en la siguiente no.
En general no está mal, la idea era buena, aunque le faltaba un repaso a ese guión antes de llevarlo a la práctica.


Sensoria
(Christian Hallman, Suecia)


Tras perder todo lo que le importaba, Caroline Menard (Lanna Ohlsson) se muda a un viejo apartamento para empezar de cero. Al instante de mudarse se da cuenta de que los vecinos se comportan de forma curiosa y eso no es lo peor del edificio.
Es una película de fantasmas en el inmueble con varias peculiaridades, como el desconcertante final.
Los fantasmas se pasean por todo el edificio y no son violentos (hasta los últimos 10 min) ni asustan. A cambio, los vecinos dan mucho miedo, el único que se salva es el ciego, que también es el único gracioso y simpático.


Polder
(Julian M. Grünthal y Samuel Schwarz, Suiza/Alemania)


En un futuro cercano, una gran empresa internacional, NEUROO-X, crea un videojuego de realidad virtual cuya inmersión va más allá de lo que podamos imaginar. Uno de los mods es el Libro rojo, que mejora la experiencia de juego. Su creador, Marcus (Christoph Bach) muere misteriosamente poco antes de sacarlo al mercado, por lo que su mujer, Ryuko (Nina Fog), empieza una gran investigación descuidando a su hijo incluso, que inicia sesión y se pierde en el mundo virtual.
Por la sinopsis parece una buena película, pero no acaba de funcionar. Es una película muy rara, con un estilo japonés, pero sin llegar a la esencia (si estuviera hecha por japoneses sería mejor película). A la parte del análisis del videojuego le han querido dar una profundidad emocional que no consigue transmitir.
Lo más interesante es el tratamiento de la imagen que pasa del color al blanco y negro para diferenciar lo “real” de lo virtual durante los primeros minutos.


Cold Moon
(Griff Furst, Estados Unidos)


Una joven es asesinada por un encapuchado en el mismo río de Babilon en el que desaparecieron sus padres. Su cuerpo se pudrirá en el río, mientras que su espíritu buscará venganza.
Se trata de la adaptación de la novela de Michael McDowell. No sé qué opinarán los lectores, pero no parece una buena adaptación. Espero que el libro esté más interesante.
La película es muy lenta, lo que no sería ningún problema si hubiera misterio o emoción, que no la hay. Es interesante la premisa y la media hora en la que no sabemos qué va a pasar con el espíritu vengador o quién es el asesino. Después hay casi una hora de acción nula, diálogos mal escritos y nada en lo que centrar la atención. Intentan salvarlo con el final. Lo único bueno es la presencia de Christopher Lloyd.


The executioners
(Jesse Thomas Cook, Canadá)


Dos jóvenes mujeres muy diferentes, que trabajan en una empresa de eutanasia o suicidio asistido, son enviadas a una mansión alejada de todo, para realizar uno de sus trabajos. No sólo ayudan a morir a quién lo necesita, sino que lo hacen cumpliendo la última voluntad del cliente. En este caso realizan un ritual con el que acaben convocando a un grupo de fantasmas satánicos.
Es una buena sinopsis, ¿verdad? Podría ser intrigante, podría ser divertida, podría ser terrorífica, pues no es nada de eso, simplemente es aburrida. Avanza muy despacio, los personajes de las mujeres son estereotipos que no funcionan, no hay química entre las actrices.
Lo único bueno es que tiene un buen cierre de regalo para el que haya conseguido aguantar despierto toda la película.


Wind walkers
(Russell Friedenberg, Estados Unidos)


Un grupo de amigos descendientes de los indios americanos, se reúnen para ir de caza, como cada año, pero este año algo es diferente, la leyenda del Wendigo cobra vida. En el desolado y nevado paraje se quedan aislados ante la presencia de la criatura que les acecha.
Es una revisión del mito indio del Wendigo, un demonio del viento, muy lenta, poco emocionante y con poco ritmo. Por desgracia, no encuentro nada que merezca ser recordado.


Share:

Podcast Expediente Altramuz - Episodio 1x16

Podcast Expediente Altramuz - Episodio 1x16

En este programa de Expediente Altramuz, hablamos de la fiebre de Superhéroes que asola Hollywood, así como de los diversos Universos Compartidos que pueblan el panorama cinematográfico en la actualidad.

En la Libreta de Arturito, os traemos una nueva leyenda urbana, esta vez relacionada con Ana Obregón.

La sección DaviRecord hablará sobre esas anécdotas que a todos nos pasan con los vecinos en el portal.

Para terminar en Telebasura, esta semana os traemos los productos más absurdos e innecesarios de la Teletienda.

Share:

Cortometrajes Nocturna 2016

Cortometrajes Nocturna 2016


Os dejo mi ranking de cortometrajes, ordenados del que más me ha gustado al que menos. Tengo el mismo problema de todos los años, las primeras seis-siete posiciones son prácticamente la misma, todos tienen algo especial por lo que recordarlos y amarlos.


Cenizo
(John Mikel Caballero, España)


Un padre (Adam Quintero) le pide a su hija (Ainhoa Tornero) que se lea un cómic sobre una invasión alienígena mientras él se ocupa de asuntos importantes.
El corto está compuesto por dos partes muy diferentes y parecidas al mismo tiempo. Hay una parte de ciencia ficción con aliens y un estilo visual de cómic, con onomatopeyas y viñetas incluidas, que se opone a la parte realista del padre y la hija. Sin embargo, el paralelismo narrativo entre la invasión y los desahucios.
El final del corto viene determinado por el desarrollo del cómic, por lo que no nos sorprende, pero ni lo busca ni es necesario. Retrata una situación social demasiado habitual y la critica desde la ciencia ficción, el lugar idóneo para hacerlo.


Hard workers
(Daniel Lobato, España)


Lara (Maggie Civantos), una joven actriz se apunta a un gimnasio, aconsejada por su agente, para ponerse en forma. Desganada, pretende irse para no volver, pero su contrato se lo impide. No podrá salir hasta terminar todos los ejercicios.
En este gimnasio se lo toman todo demasiado en serio. Estar retenido contra tu voluntad en un lugar de tortura como es un gimnasio, es una de las cosas más terroríficas que te pueden pasar y, sin embargo, puede que no sea lo peor que podemos imaginar que un agente obliga a hacer a un actor para conseguirle trabajo.
Es un corto que te desconcierta más cada minuto que pasa, juega entre el humor y el misterio, sin llegar al terror.
Está rodado en el gimnasio HK Fitness & Boxing Club que nuestro querido Hovik Keuchkerian tiene en Hortaleza (puede que sea la única en la sala que se fijara primero en eso).


The Mill at Calder's End
(Kevin McTurk, Estados Unidos)


Nicholas Grimshaw (Jason Fleming) vuelve a la casa encantada de su infancia en el pueblo de Clader's End para romper la maldición que cayó sobre su familia hace varias generaciones.
Es un cuento de terror clásico, inspirado en relatos de Edgar Alan Poe, H. P. Lovecraft y M. R. James.
Lo mejor del corto es que está realizado con marionetas movidas por titiriteros y decorados a escala, al estilo de Cristal oscuro. Con una excepción, una rata calva como las que viven conmigo. El hecho de utilizar este tipo de animación es lo que hace que sea uno de los mejores.


Into the mud
(Pablo S. Pastor, España)


Una bella mujer (María Forqué) se despierta en mitad de un bosque desnuda, herida aterrorizada y retenida por un cazador (Ramón G. del Pomar).
Historia sencilla, potente y rápida, con dos monstruos, uno evidente y otro en lo profundo. Es tan corto que es mejor verlo sin decir nada más.


Yo no he sido
(Ángel Ripalda, España)


David (Raúl y Juan del Pozo), un niño conflictivo, se queda al cuidado de su niñera (Elena Furiase) especialista en casos difíciles, que no sospecha hasta qué punto podría llegar.
Es un corto de terror con un final de los buenos, que recuerda al libro de R.L. Stine ¡Invisibles!.
Además es muy especial porque uno de los voluntarios que ha estado desde los inicios de Nocturna cortando nuestras entradas, dándonos las papeletas de votación, ayudándonos a encontrar las butacas, etc., Santi Taboada, es el guionista de Yo no he sido.


Disco inferno
(Alice Waddington, España)


Una funcionaria del Inframundo (Ana Rujas) se embarca en la misión de rescatar a su jefa demoníaca (Aitana Sánchez-Gijón), que está disfrutando en la superficie terrestre, y devolverla al Infierno.
El estilo visual del corto, los títulos de crédito, el blanco y negro, el juego de luces y sombras, etc. e incluso algún diálogo, hacen referencia al cineasta francés Georges Franju. La fotografía y el vestuario son impecables, y no podíamos esperar otra cosa viniendo de Alice Waddington.
Es una pena que en la proyección faltaran los subtítulos, porque los diálogos y la canción están repletos de humor.


You're gonna die tonight
(Sergio Morcillo, España)


Una mujer (Mónica Aragón) vuelve a casa de juerga y pretende relajarse, pero una inquietante llamada de un desconocido lo estropea todo.
Se nota la afición del director por el slasher y el giallo italiano (y, por qué no decirlo, por los payasos también). Mantiene la esencia de ambos géneros, buscando el giro de guión continuo.
El hecho de que el final sea abierto y queden cosas sin explicar no me molesta, me gusta, pero se alarga demasiado. Sin embargo, si se acabara unos segundos antes habría quedado más potente.
En los créditos dejan claro que lo han hecho en homenaje al gran Wes Craven, que murió el año pasado. De hecho, conociendo la obra del maestro, puedes encontrar muchas referencias a sus películas (empezando por la llamada misteriosa).


Exposure
(Ignacio F. Rodó, España)


Una mujer (Annick Weerts) está revelando las fotografías de una sesión fotográfica íntima.
Este corto llegó a fDEVIL, nos gustó mucho, pero no cumplía los requisitos por no estar en Creative Commons. Nos alegramos de poder verlo en pantalla grande. Es un corto muy corto con final potente, de esencia clásica y tratamiento innovador.


Iron Mountain
(Romain Brachet, Sébastien Fraud, A. Guerre, D. Kesser y Maxime Marline, Francia)


Un grupo de vikingos pertrechados para la batalla reciben la visita de una enorme nave espacial.
Parece el teaser de una película que busca financiación y, por el final del corto, parece una película interesante. ¿Un futuro postapocalíptico gobernado por vikingos y sin abejas?


Graffiti
(Lluis Quilez, España)


En un mundo apocalíptico, Edgar (Oriol Pla) sobrevive midiendo la radiación de los lugares cercanos y recogiendo comida enlatada.
Este corto también había llegado a fDEVIL y por cuestión de licencia tampoco podía participar. Aborda de un modo muy original el tema de las citas a ciegas a través de mensajes de texto.
Gran parte del corto está grabado en Chernóbil, uno de mis lugares favoritos estéticamente, así que los escenarios son preciosos y la fotografía está muy cuidada.
Es un poco moñas para mi gusto y habría adelantado el final unos segundos antes o a la escena anterior. Sin hacer spoiler no puedo explicar por qué exactamente, digamos que sería más impactante.


Lost Village
(Giorgi Todria, España)


Una pareja mayor se resiste a abandonar su pueblo casi abandonado y su forma de vida. Cuando la civilización se va acercando a su casa, la desesperación les gana.
Quizás se hace un poco lento, no tiene diálogos y la historia avanza despacio. Entiendo que el corto pedía algo así para llegar a ese final, pero la desesperación podría haberse mostrado de otra forma.


El guardián
(Pablo Moreira, Uruguay)


Víctor (Gustavo Alonso), se cruza con un extraño que está sorbiendo la sangre del cuello de un vagabundo. Entre este encuentro traumático y lo que los medios de comunicación cuentan sobre los vampiros, la obsesión de Víctor llega a convertirle en lo que rechaza, un vampiro.
El director, Pablo Moreira, no pudo venir, pero mandó un vídeo de presentación muy original y divertido, más que el cortometraje. Explicó que El guardián es una metáfora de cómo combatir la violencia con violencia nos convierte en aquello que odiamos.


The fairest of them all
(Pepe García, México)


Amanda (Melissa Mendoza) y Nicole (Carolyn King) son compañeras de piso, una guapa, exitosa, con un novio perfecto, la otra no tiene nada. Esta diferencia genera una gran tensión entre ambas.
Os copio la sinopsis oficial, que mantiene el misterio: “No codiciarás los bienes ajenos. O su novio. O su trabajo. O su perfecto, apretado, esbelto y estúpido cuerpo.”
Es un corto de monstruos, simbolizando la envidia, que carcome por dentro (y por fuera) a Nicole. Los primeros efectos de esa envidia son lágrimas negras. Parece que la sala no entendió bien el corto, costó arrancar los aplausos.


The puppet man
(Jacqueline Castel, Estados Unidos)


Un grupo de jóvenes están de juerga en un antro de mala muerte cuando un ser sobrenatural aparece para matarlos a todos.
Es un slasher realizado con el mismo estilo que los clásicos de los 70', desde el vestuario y decorados hasta la imagen de colores muy saturados. Es un homenaje claro a este tipo de cine que, además, cuenta con la música compuesta por otro de los más grandes, John Carpenter.
Pese a su última posición no está tan mal. Simplemente está aquí por no mostrar nada nuevo, los cortos deben ser más innovadores que los largos.



Share: