Crítica

Las opiniones más controvertidas sobre lo mejor y peor del cine.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

Teletienda

Hoy en Teletienda: 

Linterna Spartan por DaviOne


Una de las cosas que más me han alucinado en mi vida es la publicidad. Ya sabéis, esa herramienta con la que nos lavan en cerebro y nos hacen comprar cosas que realmente no necesitamos. Pero hubo un momento en que todo cambió, y llegó aquello que se empezó a conocer como Teletienda.
Realmente no sé cuando o cómo empezó, supongo que mucho antes de nacer yo. En este tipo de eventos patrocinados o lo que diablos sea, se han visto infinidad de productos lamentables, hilarantes e incluso grotescos. Es más, en nuestro programa Expediente Altramuz ya se hizo un especial Telebasura con una selección de Teletienda, e incluso de otros países. Pero lo que hoy vengo a mostraros es algo completamente diferente, algo que, desde el mismo momento en que lo vi anunciado en televisión, me pareció extremadamente irrisorio. Os aseguro que no os va a dejar indiferentes. ¿Qué producto es el que nos intentan vender?

¿Os gustan las linternas?

Vamos a ver, a priori es una herramienta necesaria, claro que sí, pero parece que el mundo se va a la mierda, y las clásicas linternas de toda la vida ya no sirven, hasta tal punto que lo que vamos a ver ahora no es sólo un instrumento con el que disponer de luz cuando no la hay, es muchísimo más.

Quiero que podáis disfrutar del spot al completo, y en el momento en el que salgáis del shock sufrido (pido perdón de antemano antes de que vuestras cabezas comiencen a estallar como a los extraterrestres de Mars Attacks), podamos analizarlo con detenimiento, porque tiene bastante miga el asunto.

Spartan Light: La linterna que emocionó a Spielberg


"Todos tenemos un cajón lleno de linternas, pero, ¿todas iluminan tanto como ésta?".



Igual estoy hablando desde la ignorancia, pero yo vivo en una cuidad grande y quizá por estar bien alumbrada por la noche no disponga de ese cajón de supervivencia en caso de apagón global. Puedo entender que haya gente viviendo en sitios en donde los recursos son más limitados, pero, ¿de verdad todo el mundo dispone de ese mueble en el que acumula millones y millones de linternas de baja calidad que dan menos luz que un mechero?

"La linterna que usa la misma tecnología táctica que utilizan las Fuerzas Especiales"



No acabo de entender muy bien a qué se refiere exactamente con eso de "tecnología táctica", pero serán cosas mías, y eso de las Fuerzas Especiales, ¿especiales de qué? O sea, mola mucho decir Fuerzas Especiales. Bear Grylls pertenecía a las Fuerzas Especiales según comenta al cominezo de sus programas de supervivencia, pero tampoco aclaraba a qué se refería exactamente. Es decir, si yo en un bar por la noche me acerco a ligar con una mujer y le digo: "¡Hola! Soy DaviOne, de las Fuerzas Especiales", ¿ella se preguntará a qué me refiero? ¿Optará por acatarlo sin más y me dará su número de teléfono? ¿Luke Skywalker pertenecía a las Fuerzas Especiales? Me pregunto si alguien me puede aclarar esto, porque estoy en un sinvivir desde entonces.

Y por cierto, eso que dice a continuación de los "lúmenes". Mola mucho esa palabra. No es más que una unidad para medir el flujo luminoso. Me pregunto cuántos lúmenes tendría Navi, aquel bicho pesado que te acomapañaba en el videojuego Zelda.

El caso es que una linterna normal (de esas que tenemos en el cajón de las linternas) posee únicamente 25 lúmenes, y la Spartan, 250. A continuación nos explican que es diez veces más, por si no nos habíamos enterado de la multiplicación. Pero siempre hay gente un poco... ¿cómo decirlo? Lenta. Entonces nos llevan al Estadio Santiago Bernabéu para explicarnos las distancias a modo Barrio Sésamo, y nos cuentan que la distancia que alcanza ¡es de más de 100 metros! Ya sabéis otra medida instaurada en El Sistema Internacional de Medidas: "El campo de fútbol".

"El sol es un astro menor al lado de la Spartan"



Y ahora viene mi parte favorita, los testimonios. Siempre he sentido especial debilidad por esos testimonios tan vividos de los actores, poniéndole toda la emoción posible a algo que claramente ni les va ni les viene. La gente parece realmente estimulada por poseer la Spartan Light, lo cual es lógico, ya que te permite andar tranquilamente por la calle de noche. Pero vamos de nuevo por partes.

La señora mayor o vieja que aparece en el spot, camina tranquilamente por el parque con toda la confianza porque tiene encendida la linterna con 250 lúmenes, que es más menos equivalente al sable láser doble de Darth Maul, lúmen arriba, lúmen abajo. Pero lo mejor viene después. Ahora en un momento lo vemos. ¡Sigamos!

La pareja que aparece en la cocina, en la que, por supuesto, ella es la que cocina y él se sirve una copita de vino, está disfrutando de una estupenda luz eléctrica. Machismos aparte, la luz se apaga, pero ¡oh! Del mismo cajón en el que estaban las linternas malas, ¡también está la Spartan! Y como de la nada, la saca, la enciende y hay más luz que en Almería en julio. ¿Magia? No, ¡Spartan! Pero porque lo he visto eh, que si no diría que la luz que alumbra pertenece a un foco, qué mal pensado soy.






"Spartan light sólo se podrá destruir lanzándola al Monte del Destino"


Ahora vamos con la resistencia, porque claro, cómo vas a comprar una linterna con una tecnología de otro mundo si no es resistente. No tendría sentido. Así que vamos a hacerle todo tipo de pruebas para demostrar que, efectivamente, es más dura que el adamantium. ¡Pues vamos a atropellarla con un coche! También nos muestran cómo resiste perfectamente al agua con barro, al agua hirviendo y al agua helada, bueno, agua con hielo, que no es lo mismo. Pero ¿y si la congelan? En esa situación no os habéis atrevido ¡eh! Luego también la lanzan contra el suelo desde una ventana. La escena es muy cutre; se ve el brazo y ponen un sonido de caída de lo más espeluznante, en plan dibujos animados. Por favor, prestad atención a ese sonido.

"La linterna me protege de los criminales"


Pero la traca final es apoteósica, insuperable. Te comentan que la linterna dispone de otros modos como el de S.O.S, que emite ráfagas de luz, pero ¿a qué no sabes para qué sirve también? Para disuadir a deluncuentes que te quieren robar la compra en el parking del supermercado. La escena de dramatización es absolutamente genial, y no puedes evitar un WTF!? Un tipo encapuchado se acerca de manera supuestamente amenzante a su víctima, que también es una mujer, claro. Digo supuestamente amenazante porque si pones una canción de Chimo Bayo de fondo, el tipo parece que se está bailando La tía Enriqueta a las cinco de la madrugada con seis cubatas encima. El caso es que lejos de sacar un arma al más puro estilo EEUU, ella le apunta con la Spartan Light y éste sale corriendo como alma que lleva el diablo porque ha sido intimidado con los 250 lúmenes y la potencia de más de "un campo de fútbol" directa a sus ojos y de noche. Las armas de destrucción masiva que buscaba Bush, el rayo de la muerte y la potencia de las luces de discoteca de la película Mentiras y Gordas al alcance de tu mano que, por supuesto si llamas inmediatamente te llevas no una, sino dos por el mismo precio.

Yo no sé vosotros, pero yo llamaría ya mismo, no sea que el stock se agote y no se pueda abastecer a la población. Pero se me ocurren situaciones en las que sería útil: en el hundimiento del Titanic, en un apocalipsis zombie, por si te encuentras a Álvaro Ojeda. ¡No lo dudes y llama ya!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario altramucero!