Estrenos

Los estrenos más esperados del año los comentamos aquí.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

Duro camino a Cardiff - Antiguo Testamento

#DuroCaminoACardiff


El Chiringuito de Jugones, aquel programa víctima de sí mismo y de los propios personajes que encarnan cada noche sus papeles movidos por los hilos de Josep Pedrerol, el showman de moda en España, han estrenado un nuevo show (leer "chow"). Alfredo Duro, periodista deportivo y participante de este lugar de fantasía, ha dedicido comenzar un camino de peregrinaje hacia Cardiff, ciudad donde se celebra la final de la Champions League, en la que participa el Real Madrid y la Juventus de Turín.

Lo que a priori podría parecer algo dentro de lo normal, (más o menos), se ha convertido en un auténtico espectáculo, moviendo a las masas de madridistas que, como si de la llegada de Jesucristo se tratase, arropan a este mesías que, como dice el propio himno del Madrid, campea por España. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que haciendo una breve labor de investigación que, por supuesto, Twitter me ha ahorrado, podemos comprobar que realmente el desafío lo tiene bastante jodido mucho antes de empezar.

*Puedes seguir  Duro camino a Cardiff pulsando en Telefriki.

Génesis - 1:1-5

CAPÍTULO I
ROAD TO CARDIFF



1En el principio creó Josep los cielos y la tierra. 2Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Josep se movía sobre la faz de las aguas. 3Y dijo Josep: Sea la luz;a y fue la luz. 4Y vio Josep que la luz era buena; y separó Josep la luz de las tinieblas. 5Y llamó Josep a la luz Puerta 55, y a las tinieblas llamó Cristóbal Soria. Y fue la tarde y la mañana un día.

Y el día y la luz, quemó a Alfredo Duro, que en su primer día de andanzas por las nobles tierras castellanas, se abrasó la cabeza como si de un finger de pollo en KFC se tratase. Los primeros estigmas del desocupado guerrero que recorre los bellos parajes de esta hermosa tierra por una noble causa como es ir a ver un partido de fútbol, eso sí, cordero al horno y copazos de vino mediante, por supuesto. Porque si ya afloran los primeros síntomas de agotamiento y destrucción corporal como ampollas en los pies, también veremos que hay cosas que no se pueden consentir, como madrugar para evitar la solana que aguarda en las horas clave del día. Pero vamos por partes.

Todo tiene su comienzo, su Génesis. Aquí comienza la apoteósica aventura que, a ritmo de Serrat recitando versos de Antonio Machado, se puede contemplar a dos visionarios alejándose de camino a la gloria.


Y LAS AGUAS SE TIÑIERON DE ROJO

Si bien esas quemaduras son marcas divinas que el dios Rá concede a nuestro valiente caminante, (marca de zona de ajuste de la gorra incluida), son cicatrices menores a comparación de lo que le esperaba un poco más adelante, y es que la opinión es libre, pero a AD, (que es como lo voy a llamar a partir de ahora), no se la ha pedido a nadie. ¿¡ESTAMOS!?


Pero siguiendo con la repercusión mediática que está generando, es normal que el mundo Twitter se ponga en marcha, y las dudas comienzan a generarse, ya que hay cosas un poco extrañas en todo esto.


La pregunta de cómo lo ha logrado se lanzó en la red social del pájaro, y mucha gente duda de la veracidad del desafío, pero para no haceros sufrir más os daré la solución, la respuesta más lógica: y es que AD es un semidios. O qué pensáis, ¿que Hércules era el único? No amigos, AD ha nacido para devolver la Paz a la humanidad, es más que un ser humano. AD no piensa en lo mejor para él, es más, no quiere lo mejor para su equipo de fútbol, ni siquiera piensa en cosas mundanas como un buen plato de comida, que también, y copitas de vino, y cervecitas y lo que toque por el camino para llevar mejor eso de las heridas de los pies y las quemaduras. Él lleva una mochila cargada de sueños, todas y todos somos testigos de historia pura de la televisión. Dentro de unos años no se estudiará el Cantar de Mío Cid, será el Cantar de Alfredo Duro. Nuestro amigo y vecino.

Seguiremos informando.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario altramucero!