Estrenos

Los estrenos más esperados del año los comentamos aquí.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

La contaminación en los medios de comunicación

La contaminación en los medios de comunicación


La noticia saltó hace unos días: El programa periodístico de Cuatro en la franja mañanera desaparecerá a finales de mes. He leído que quieren insertar en el mismo horario los partidos del Mundial de fútbol, pero cuando acabe - allá por mediados de julio-, tienen intención de ocupar ese espacio con uno de los programas estrella de Telecinco: Mujeres y hombres y viceversa. Y no vengo aquí para contar lo que ya sabéis todxs, sólo para dar mi opinión sobre lo que está ocurriendo.

Me preocupa, y mucho. No me llevo las manos a la cabeza por lo que ha ocurrido, está ocurriendo o lo que posiblemente ocurrirá en la televisión, en especial la española, ya que todos conocemos más que de sobra la cantidad de basura que se emite a diario, y vamos a ir a peor, claro está. No obstante, me produce bastante dolor, no es un dolor físico como podría ser un dolor de cabeza o de estómago, no. Es más bien algo indescriptible, algo que te desgarra por dentro. Y es que no puedo soportar que ocurran este tipo de cosas, porque te puede gustar más o menos, pero sustituir un programa en el que, al menos, intentaban ser plurales. Se realizaban debates tanto interesantes como necesarios y, además, que le hicieran en cierto modo la competencia a Ferreras en Al rojo vivo, también era positivo, no porque me guste más uno que otro, a decir verdad, no suelo estar en casa durante las emisiones de estos programas y por lo tanto veo pequeñas píldoras en Internet o muy de vez en cuando me pilla sin hacer nada más importante y veo alguno de los dos. Pero está bien que haya una competencia sana entre las cadenas televisivas, al menos en cuanto a política, a fin de cuentas, es democrático.

Pero a lo que iba, es que da la sensación de que la sociedad da un pequeño paso hacia adelante y una mano invisible nos hiciera retroceder tres de golpe, y así es imposible avanzar. Los programas como MYHYV contagia a diario a muchas personas, ya que es una enfermedad, o incluso peor, porque en este caso, mucha gente no lo interpreta como tal, posee los síntomas derivados de ella, que es la estupidez aguda, entre otras, pero no se consideran enfermos. Nos intentan volver gilipollas.

Poco a poco, nos van negando información en los medios tradicionales, y van quedando grandes colonias en los que el pensamiento único campa a sus anchas. El que es portador de la infección inicial de la idiotez, es muy proclive a contagiarse del verdadero virus: la ignorancia, que es lo que parece que intentan inocularnos poco a poco. ¿Internet nos hace más libres? Creo que sí, pero siendo cautos, ya que también hay mucha falsa información que mucha gente acata sin contrastar o acudir a diferentes medios, o como esas imágenes, textos o vídeos que se transfieren en grupos de Whatsapp que, la gente de otra generación un poco mayor (o incluso jóvenes), creen a pies juntillas y se dedican a reenviar a sus contactos, realizando una cadena viral con información contaminada.

Pero no todo el mundo tiene acceso a Internet, ya sea por su avanzada edad o no saber desenvolverse con las herramientas que posee, y no les queda otra que leer la prensa escrita, oír la radio o ver la televisión, donde la mayor parte de los informativos, por no decir todos, están fuertemente influenciados por el partido político que gobierna en ese momento. Creo que podéis imaginar lo que os vais a encontrar en los informativos de TVE, una cadena pública que pagamos todos y todas, no lo olvidemos. Además también está Javier Cárdenas, que es uno de esos cuñados a los que me duele estar financiando su vida a cambio de recibir subnormalidad, como la recibimos de Risto Mejide, pero ese está en Cuatro y allá ellos con este tipo y sus tronistas de mierda. Ah, otra cosa: con el término subnormalidad, me refiero a la definición concreta de la palabra, que es lo que está por debajo de lo normal, nada más.

Y al final de toda esta parafernalia que os cuento, (siempre desde mi punto de vista, por supuesto), te das cuenta de que van marchándose unos, y otros permanecen ahí, resistiendo, medios muy pequeños pero con un gran altavoz mediático que cuesta creer, alguien habrá al que le interese que eso se difunda, porque cadenas como 13tv, Intereconomía, y alguna otra. Se mantienen gracias a nuestra querida Iglesia Católica, esa que nos piden que marquemos con una "X" en la declaración de la Renta para darles más pasta, y los partidos que amparan a estos productos. Especímenes como Eduardo Inda, Álvaro Ojeda y Jiménez Losantos de esRadio, viven a la sopa boba subvencionados y protegidos por partidos como el PP o Cuidadanos y hasta el mismo PSOE, "la verdadera izquierda", que lejos de criminalizar muchas de las opiniones haciendo apología de la violencia y asesiantos, como hizo Federico, anteriormente mencionado, se dedican a mirar a otro lado, mientras que a otros los detienen por realizar representaciones teatrales con marionetas o cantar canciones de rap, por ejemplo.

Me preocupa mucho, como os he dicho antes. Tenemos un billete para irnos a la mierda, y ni siquiera en primera clase, nos mandan en la bodega del barco para llevarnos a una cloaca y que gustosamente aceptamos sin imposición. No entiendo que tantas personas hayan aceptado el rol del dogma de los medios y lo siga esparciendo. Mucho me temo que la realidad vuelve a superar a la ficción y que George Orwell no iba nada desencaminado cuando escribió '1984'. Vamos directos a un mundo dictatorial en el que sólo nos va a quedar agachar la cabeza y comernos con una sonrisa las toneladas de basura que nos van a hacer tragar. Todavía estamos a tiempo, tenéis la vacuna contra esta enfermedad y sabéis cuál es. Usadla.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario altramucero!