Estrenos

Los estrenos más esperados del año los comentamos aquí.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald por Zopo

Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald por Zopo


La expansión del mundo mágico de Harry Potter, creado por la escritora J.K. Rowling continua con esta segunda entrega de sus precuelas, creadas en exclusiva para el formato cinematográfico. Este nuevo capítulo se presenta con la intención de ampliar todo lo presentado en la primera parte y de paso, corregir ciertos aspectos que no gustaron tanto, veremos si lo consigue.


Nuevamente liderando el guión se encuentra J.K. Rowling, que suponemos que por motivos económicos ha decidido seguir ignorando continuar con la versión literaria de su rentable saga, algo que acaba resultando perjudicial para la historia. Habitualmente vemos obras literarias adaptadas a la gran pantalla, pero que debido a limitaciones en lo referente a los minutos de metraje, se quedan cortas en el desarrollo de la trama, así como en el de los personajes, algo que queda en parte solventado con el apoyo de la lectura previa (o más incorrectamente posterior) del correspondiente libro, cosa que sigue sin ser excusa, ya que una película debería sostenerse sin apoyos adicionales. Tanto en este caso, como en el de la anterior cinta, no contamos con dicho apoyo, y esto hace notar que el guión de Rowling va dirigido en realidad hacia largos libros. El resultado es un argumento atropellado, en ocasiones confuso, personajes poco desarrollados y situaciones que aparentemente ocurren sin explicación o para que pensemos que son producto de magia porque sí. A pesar de todo, parece ser que poco a poco se le va cogiendo el tono al formato cine y aunque la mayor parte del filme no sepas muy bien que es lo que está ocurriendo, el final es capaz hábilmente de arrojar luz en casi todo aquello que ocurre.


Con respecto a la dirección, por quinta vez en la franquicia, David Yates (La leyenda de Tarzán), se pone detrás de las cámaras, una elección que en mi opinión sigue sin ser la mejor, hace pensar que en su momento los responsables de Warner no quedaron del todo contentos con la visión más artística y arriesgada de los directores que iniciaron la saga. Directores por todos conocidos, como Chris Columbus, Alfonso Cuarón y Mike Newell, aportaron cada uno de ellos su visión diferenciadora, sobre todo en lo visual, a este universo, pero con la llegada de Yates se siguió un camino más genérico y alejado de todo riesgo, limitándose a duplicar con menos inspiración, lo mejor de los anteriores. Tenemos que asumir que Hollywood lo que busca para los productos de este perfil son directores mercenarios que plasmen el material en pantalla, sin muchas pegas y complicaciones, no vaya a ser que la taquilla pudiera descender debido a posibles cabreos de fans que no acepten cambios que traigan cualquier innovación o soplo de aire fresco. Hablando nuevamente de lo visual, no hay nada nuevo, nada que impacte y de seguir por este camino debemos pensar que tampoco lo habrá en un futuro.


Con respecto a los personajes, repiten en el trio protagonista Eddie Redmayne (La chica danesa) como Newt Scamander, Katherine Waterston (Puro Vicio) como Tina Goldstein y Dan Fogler (Llévame a casa nena) como el nomag Jacob. Sus correctos trabajos no impiden que entre ellos no exista la más mínima química y provoca para el espectador una falta de interés en sus tramas, que quizá por ello son más reducidas. Luego tenemos la parte positiva, las nuevas incorporaciones: Por un lado Jude Law hace suyo al personaje del joven Dumbledore y podemos verlo desde nuevos puntos de vista y por otro, el gran lastre de la anterior cinta, la ausencia de un antagonista a la altura, ya podemos olvidarnos del falto de carisma de Colin Farrell, se ve solventado con un Johnny Depp en el papel del mago oscuro Grindelwald, que sin entrar mucho en aspectos fuera de lo cinematográfico, parece completamente recuperado de sus adicciones y nos ofrece un enorme villano con personalidad. Mención aparte para Credence, el personaje de Ezra Miller (Liga de la Justicia), que anteriormente fue completamente plano e inexpresivo y que ahora sorprende por distintos motivos tanto a nivel actoral como por otros que no voy a revelar.


Los Crímenes de Grindelwald es un filme que mejora en casi todos los aspectos a su predecesora, una entrega que fue realmente más floja de lo esperado, sigue heredando algunos males, pero se encuentra infinitamente mejor resuelta. No podemos olvidar que estas cintas son ejercicios para exprimir todo lo posible la gallina de los huevos de oro, pero que al menos ahora lo ha hecho de manera más eficiente. Es más oscura, tiene una trama más adulta y aunque está algo más falta de elementos mágicos de lo habitual, añade aspectos no muy explorados, como los elementos políticos de la comunidad mágica. En conclusión, es altamente recomendable para los seguidores del universo literario o fílmico creado por Rowling, y en contra será verdaderamente insoportable para los no familiarizados con la mitología de la obra, debido a que para este público, directamente será del todo incomprensible.

Animales Fantáticos: Los Crímenes de Grindelwald se estrena en cines el próximo 16 de noviembre.


Lo mejor: Las nuevas incorporaciones añaden inesperados giros que añaden interés añadido.

Lo peor: Historia acelerada que fuerza las situaciones sin que preocupe realmente si tienen sentido.



0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario altramucero!