Estrenos

Los estrenos más esperados del año los comentamos aquí.

Actualidad

Todas las novedades en cine y series.

Series

Gran variedad de contenidos en todo tipo de series.

Podcast

Si te perdiste los programas de Expediente Altramuz en directo desde Radio Carcoma, ahora los podrás disfrutar en formato podcast.

Archivo

El cajón de lo ya comentado en series y películas.

Telebasura

La sección con toda la mugre televisiva.

Creed II por Zopo

Creed II por Zopo 


La renacida franquicia de boxeo, Rocky, vuelve con Creed II, continuación directa de la exitosa entrega que recibimos hace ya tres años en forma de Spin-off. ¿Habrá sido capaz de continuar con las buenas sensaciones que ya dejó tanto a la crítica profesional como al público en general?.



Adonis Creed (Michael B. Jordan) continua con su carrera ascendente en el mundo del boxeo junto a la ayuda de su entrenador, la leyenda Rocky Balboa (Sylvester Stallone), hasta que reaparecen viejos fantasmas: Ivan Drago (Dolph Lungren), antiguo rival de Rocky, vuelve de Rusia junto a su hijo y pupilo, con la intención de retar a Adonis a un combate con la intención de redimir su pasado.


Con esta premisa, que puede dar la primera sensación de simple y repetitiva, ya que nuevamente se vuelve a hacer uso de personajes y recuerdos de entregas anteriores, pero que vuelve a dar nuevamente en la tecla, a pesar de que el recurso de la nostalgia lleva tiempo usándose de forma descontrolada. En este caso nos encontramos que aparece sin excesos, oportunamente justificado y en ningún momento pretende imponerse frente a los verdaderos protagonistas, tal y como ya ocurría con su predecesora en otros aspectos. Lamentablemente, por otro lado, la propia estructura argumental perjudica seriamente a la sorpresa y su punto más negativo es lo previsibles que son sus más de dos horas de metraje.

En el plano técnico nos encontramos su mayor virtud por encima de todo, con unas peleas muy bien filmadas, así como el resto de secuencias de interacciones físicas, que transmiten emoción gracias al acompañamiento de la banda sonora, en este aspecto la dirección del casi debutante Steven Caple Jr. se encuentra perfectamente a la altura del testigo recogido a Ryan Coogler.



En el plano actoral, ya nos sorprendieron gratamente en la primera parte y en aquellos a los que ya conocíamos se sigue la misma tónica: Michael B. Jordan es un actor que parece seguir creciendo con cada nueva película en la que aparece y el veterano Sylvester Stallone, sin grandes alardes, nos sigue mostrando que es interpretando a Rocky donde más a gusto se encuentra. Con respecto a las nuevas incorporaciones, con Dolph Lundgren y Florian Munteanu encontramos a unos personajes imponentes en el plano físico (algo lógico en el género), pero que desafortunadamente van poco más allá, tampoco sabemos si se les puede pedir más, debido a una alarmante ausencia de diálogos, sus carismas vienen directamente heredados de una película estrenada hace 33 años.  


En definitiva, esta cinta es un ejemplo de cómo continuar con el legado de una franquicia con una dilatada trayectoria, manteniéndola fresca, novedosa y emocionante a pesar del paso de las entregas. Y para aquellos que no hayan podido disfrutar del resto de la saga, que acudan a las salas sin ningún tipo de miedo, es bastante probable que puedan disfrutar del metraje sin ningún tipo de problema, siendo aconsejable, eso sí, haber visionado al menos la anterior cinta.


Lo mejor: Las peleas, transmiten gran emoción gracias a su impecable montaje.

Lo peor: Una estructura que no ayuda a la sorpresa.




0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Escribe tu comentario altramucero!